Crónica maratoniana: Maratón New York 2015

El Maratón de NYC es difícilmente describible en una crónica........Hay que vivirlo!!!!


Publicado 12-11-2015



NEW YORK MARATHON 2015 - MÁXIMO ÁDAME - SEVILLA - 9 MARATONES FINALIZADAS

El Maratón de NY es difícilmente describible en una crónica, en un trozo de papel o en cualquier tipo de documento o palabras......debes de vivirlo, debes viajar a New York y sentir, respirar la ciudad del 29 al 3 de Noviembre para sentir la maratón, sentir el aroma de algo diferente en el mundo, del evento deportivo más famoso y participativo a la vez donde tú serás el protagonista...

Desde los meses de Enero de este año estuvimos en contacto con nuestro amigo César el cual nos asesoró y ayudó a aclararnos todas las dudas y consultas realizadas perfectamente. Su gestión y confianza fue fundamental para que apostáramos por los amigos de RUNNING TRAVEL en nuestro viaje al maratón más importante del mundo. Siempre nos han aportado todo tipo de asesoramiento, transparencia, confianza y conocimiento.

Nuestro viaje ha sido extraordinario en todos los sentidos, realmente, es un viaje-maratón con cierto grado de incertidumbre, sobre todo en la carrera antes de la carrera (como allí le llaman). Extraña será la ocasión que gestionemos el sueño, desayuno, digestión, baño, cambio horario, nervios, frío, cansancio de días anteriores y viaje desde las 5 H hasta las 10 H de la mañana, hora de salida prevista en mi maratón.

Eso es lo que en NY llaman la carrera antes de la carrera. La Maratón de Nueva York comienza 4 meses atrás, pero sin duda, las gestión de espera de la carrera es muy importante en nuestro maratón. El viernes rodamos en Central Park con grupos de franceses, italianos, kenyatas.....todo un acontecimiento y encuentro multicultural y deportivo, todo es extraordinario. Las sensaciones y el clima fueron estupendos.

El viernes nos dirigimos a Javits Center, lugar de recogida de dorsales, a 30 minutos desde el Hilton caminando. La organización y merchandising es de un nivel muy alto, todos los participantes compramos ropa y accesorios del maratón. Todo es muy fácil y cercano y la atención al corredor es magnífica. Deberás llevarte todo tipo de víveres para "la carrera antes de la carrera". La tarde antes compré en una tienda fruta, pan, agua, bebida energética...etc para llevar en la bolsa transparente que te da la organización. No lleves nada que no te den ya que será requisado antes de montarte en los autobuses de transporte a la salida.

El horario de recogida era las 6 de la mañana. La organización te indica hora y lugar donde debes estar la madrugada previa al maratón. Me encontré a miles de personas haciendo la cola para ir a State Island (lugar de salida) y todo perfectamente organizado y rápido, el ambiente era de concentración, preocupación y a la vez de emoción.

El viaje y hotel han sido estupendos, muy bien situados y muy bien atendidos. Nos hospedamos en el Hotel Hilton, a 4 calles de Central Park, meta del Maratón. La organización del maratón es extraordinaria.Llegados a State Island nos encontramos ante la organización  más perfecta que jamás haya podido vivir.....Por el color de dorsal o marca acreditada, te debes dirigir a tu Colour Zone, allí podrás estar con zonas de acampada, baños, zonas de recreo, repartos gratuitos de té, café donuts....también dan ropa de abrigo a los corredores. Es una zona diferente a toda maratón vivida, no hay gritos de nervios, música, gentío, multitudes.....pero somos 50.000 corredores. Hay ambiente de paz, serenidad, nervios por estar viviendo una experiencia brutal......todo es calmado.

Existen zonas donde debes depositar tu ropa de abrigo (opción seleccionada)...están justo en tu cajón de salida, junto a los baños que te acompañan hasta que te diriges por una calle vallada hasta el Puente de Verrazano (salida del maratón de NY). Una vez allí, nos abrazamos unos con otros sin conocernos y cantamos el himno de EEUU también sin saberlo, rompemos a llorar casi todos.

Una vez disparada la salida, el puente de Verrazano es una explosión de júbilo y alegría que atraviesas a un ritmo que ni de cerca es el tuyo pero te da igual, nada puede pararte.....mirar a Manhattan desde allí y parece sencillamente un sueño.....Hay silencio en la carrera, los corredores parecemos nerviosos y concentrados con miedo a fallar al Filípides de NY o a cualquier cosa..... Es genial.

La Maratón de NY es un evento donde hemos disfrutado muchísimo pero no nos olvidemos de que en ningún caso es una maratón plana ni sencilla.....es incluso algo dura, sobre todo en los últimos 12 kms aproximadamente donde entramos en Manhattan por el Puente del Bronx con una subida de 1,5 kms en el km 28......La llegada por la 5ª Avda. a Central Park y los sube-baja finales son algo duros, pudimos ver a corredores con síntomas de agotamiento por toda esa zona......debes analizar bien la altimetría final.

La carrera es una cabalgata el día de reyes en Sevilla, todo es alegría, música, baile y fiesta además de ánimo a los corredores en los que en determinadas zonas debes tener cabeza para no acelerarte debido a los gritos de ánimo y calor. Mucho español en el público y la carrera, hace emocionarte en ocasiones. El recorrido discurre por los 5 distritos de la ciudad que hace que entres en corazón de NY invitados por la maratón.....Todo es impresionante, atletas de todos los países del mundo: Argentina, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Japón....todos, allí todos somos hermanos durante 42,195 kms de recorrido, realmente es especial.

Terminamos la maratón disfrutando mucho, comentando con otros españoles que la habíamos corrido demasiado rápido.....deberíamos haber tardado 7 u 8 horas para saborearla más....(decíamos en broma).Entramos en meta con la bandera de España en el cuello dada por mi mujer en el km 39, la entrada en Central Park es apoteósica, gente gritando !España! !España¡ que hace emocionarme......Entramos en meta y nos abrazamos entre todos......por poner un pero, la salida de allí es ardua y complicada, ya que entendemos también que movilizar a 50.000 corredores no debe ser fácil....Nos hacen andar 30-40 minutos para darnos el poncho conmemorativo y llevarnos a la salida de Central Park.....Hasta la Policía de NY te ayuda a darte agua, comida y arroparte el poncho recién estrenado.....Con tu medalla de la maratón que no quita nadie, te diriges al cercano hotel Hilton, todo allí es más fácil, y nos damos el baño del maratoniano de 1 hora de duración.

Esa noche todos la llevamos.....Nos vamos Times Square a digerir una buena hamburguesa y a respirar NY puro.

Experiencia extraordinaria con nuestros amigos de RUNNING TRAVEL.

Máximo Adame - Sevilla



Comentarios sobre Cronica maratoniana : maratón de nueva york 2015:

Buscar en el blog