Crónica del Maratón de Reykjavik

¡Correr un maratón en Islandia! Una buena idea para combinar deporte y descubir un destino apasionante.


Publicado 15-10-2016



Salimos de Alicante el 17 de Agosto a las 23 horas en vuelo directo a Reikjavik con la compañía islandesa WOW. El vuelo dura casi cinco horas pero se hizo soportable (asientos espaciosos y personal de cabina muy atento).

Por el cambio horario llegamos a la capital sobre las 2 de la madrugada hora islandesa (4 de la madrugada hora española). Yo viajo y corro siempre con mi mujer, Malena, y facturamos una maleta grande para los dos y 2 de cabina. A la llegada un autobús nos llevó a una central de microbuses y estos nos repartieron por todos los hoteles de la ciudad. El nuestro un 4 estrellas magnifico, buen desayuno y mejor trato de todo el personal.

La capital es muy pequeña y se puede visitar totalmente en dos días, no tiene grandes edificaciones modernas a excepción del Auditorio y Teatro de la Opera. Por lo general, son casas de madera de dos o tres plantas y pintadas de colores.

La maratón de Reykjavik se celebra el sábado, por lo que el viernes aprovechamos para recoger el dorsal, trámite muy rápido (y sólo dando el nombre) y visitar la feria del corredor, relativamente pequeña y generalmente de comercios de la ciudad, se echaron en falta casas oficiales. La tarde-noche fue para pasear, cenar y pronto a la cama.

Sábado 19, desayuno a las 6 am. En el hotel buen ambiente de corredores, ningún español y sobre las 7:30 marchamos hacia la salida. Hacia fresco, +-14º, la salida y meta esta en una de las avenidas más anchas de la ciudad y en una antigua escuela dejamos las bolsas con la ropa de abrigo. Malena corría la 10K y salía una hora más tarde, pero como siempre hace me acompaña hasta el último momento de la salida.

El numero de corredores era importante ya que salíamos juntos el Maratón y el Medio Maratón, así hasta el km 19 donde nos separamos y es ahí donde pude comprobar los pocos corredores de maratón que eramos. A partir de ese momento había zonas abiertas al trafico y es ahí donde los voluntarios paraban los coches al paso de cada corredor, ya en el km 37 entramos en un paraje un tanto peculiar ya que compartíamos carrera con ciclistas y andarines, pasamos por lagos invadidos de aves y sorprendentemente entramos en una zona de arena y piedra y recorrimos unos km en esa superficie para llegar a la zona del puerto donde salimos al paseo marítimo que bordea la ciudad, este nos llevaría al centro de la ciudad.

Yo arrastraba una lesión en el tendón de Aquiles y desde los primeros km me fue aumentando la molestia hasta el final de carrera. La entrada en meta emotiva, como siempre y escuchando el grito vikingo que tan famoso se hizo en los mundiales de futbol.

Al día siguiente alquilamos un coche y recorrimos la parte sur del país, el llamado Circulo Dorado, un espectáculo digno de ver, una ruta turística de unos 300 km que se adentra en el corazón de la isla.

La componen sitios espectaculares de cataratas como Gullfoss y Skogafoss o zona de geyseres activos como Geysir, sus espectaculares glaciares como Jokulsarlon o Vatnajokull situados en el parque nacional Skajtafell y la ciudad de Hojn, también cantidad de volcanes de momento inactivos y que puede uno adentrarse en ellos.

Los lagos naturales de aguas mineralizadas están por todo el país y están preparados para su uso de forma cotidiana, son aguas termales muy calientes que relajan y aportan muchos beneficios.

El mas famoso de todo el país esta cerca del aeropuerto, El Lago Azul, con una infraestructura de cafeterías, restaurantes, diferentes programas de masaje y productos para el cuidado del cuerpo en general que le hacen ser visitados diariamente por miles de personas por lo que conviene hacer la reserva unos días antes para poder garantizarte la entrada.

Para resumir, un país que hay que conocer y que es de una belleza natural extraordinaria, no dejara a nadie indiferente.

Y por que no ir a correr la Maratón para animaros a conocerlo. Nosotros volveremos.


Tags: maratonislandiaReykjavik


Comentarios sobre cronica del maraton de reykjavik: