5 Motivos para correr el Medio Maratón de Praga

Running Travel resume los cinco principales motivos para correr el Medio Maratón de Praga.


Publicado 22-10-2016



En nuestras latitudes, el corredor acostumbra a partir su temporada en dos partes y, respetando los descansos de verano y navidad (o sin respetarlos), escoge la primavera y el otoño como momentos ideales del año para correr una prueba, para competir. Un momento ideal para hacerlo, por su ubicación en el calendario, es a finales de marzo o principios de abril. Concretamente el primer sábado del mes de abril se disputa el Medio Maratón de Praga.  

Running Travel resume los cinco principales motivos para correr el Medio Maratón de Praga. 

1/ Por estar catalogado con el nivel "Oro" de la IAAF Road Race Label Events

La IAAF (Federación Internacional de Atletismo), cataloga a las principales pruebas de Running en tres niveles: Gold (oro), Silver (plata) & Bronze (bronze). Solamente nueve pruebas de Medio Maratón en el mundo tienen la categoría Gold. Entre ellas se encuentra el Medio Maratón de Praga. Esta distinción garantiza que la organización de la prueba es exquisita, que la participación de corredores de élite es de gran calado y que los corredores populares, que en la prueba participan, son tratados como realmente el corredor de fondo merece.

2/ Por su recorrido

Cualquiera que conozca la ciudad de Praga, sabe que esta ciudad no es excesivamente llana. De hecho, para visitar uno de sus principales atractivos turísticos, el Castillo, se ve uno "obligado" a subir un número importante de escaleras desde el maravilloso barrio de Malá Strana. En cambio, los organizadores del Medio Maratón, han bordado un espectacular y llano recorrido que tiene como eje vertebrador el río Moldava. Muy emotiva la llegada junto al Rudolfinum, repleto de gente animando.

3/ Por celebrarse en sábado

El Medio Maratón de Praga es una de las pocas pruebas que se celebra en sábado por la mañana. ¿Ventajas que ofrece este hecho? A la hora de plantear un viaje se abre el abanico de posibilidades. Se puede viajar el jueves, y regresar el domingo. O se puede viajar el viernes y regresar en lunes. En ambas opciones, cabe la posibilidad, de celebrar la consecución de la medalla de Finisher, el sábado por la noche, en Vinohrady o en Zizkov, con cena y música en directo, o bien en cualquiera de los locales de moda que se encuentran cerca de la Plaza de la Ciudad Vieja, y descubrir porque la noche de Praga atrae a miles de visitantes.

4/ Por disfrutar de la encantadora ciudad de Praga

Muchos son los atractivos de la capital de la República Checa. El Castillo, el Puente Carlos, la Ciudad Vieja, la Casa Danzante, el Reloj Astronómico, la Ruta de Kafka, el Muro de John Lennon. La enumeración de las bondades de la ciudad de Praga se puede prolongar en el tiempo sin parar. Pero hay algo que el visitante puede sentir en el barrio de Mala Strana o en Stare Mesto y es la sensación de que en esta ciudad el tiempo se paró hace 500 años, encontrando rincones más propios de la Edad Media que de la época actual.

5/ Por su gastronomía y por su cerveza. 

Antes del Medio Maratón toca carga de hidratos de carbono. Pizza y pasta por un tubo. Sin problema. La oferta de restaurantes italianos en Praga es muy buena (especialmente recomendable la cadena Pizza Coloseum). Pero después habrá que darse un buen homenaje. Propuesta: una antigua fábrica de cerveza, con el famoso codillo o el no menos conocido goulash. Todo ello regado con las famosas cervezas de método Pilsen (aquí todo lo relacionado con la cerveza forma parte de la cultura). Y lo mejor de todo, a unos precios asombrosamente asequibles.



Tags: maratónpragamaraton de praga


Comentarios sobre 5 motivos para correr el medio maraton de praga: