Viaje al Maratón de Atenas 2017

Nieves y Juan Carlos: Una boda y un Maratón.


Publicado 11-12-2017



Voy a comenzar contando cómo surgió la idea de hacer el Maratón de Atenas, porque fue algo improvisado y sin conocimiento de lo que era esta carrera.
Mi nombre es Nieves, y soy de Alicante. Hace nueves meses empecé a correr por acompañar al que ahora es mi marido: Juan Carlos.
Empezar sin ninguna meta en concreto, suele ser más aburrido, así que comencé a participar en carreras y así es como, preparando nuestro viaje de novios, se nos ocurrió la brillante idea de hacer un Maratón.
Imaginaros yo, que apenas estaba empezando, me planteo correr 42,195 km en mi luna de miel.
Y así fue como me vi buscando en internet que maratón quería hacer y cómo organizarlo y ahí descubrimos a Running Travel.
Tengo que decir que en un primer contacto aclararon todas las dudas con respecto al viaje y dejamos todo en mano de ellos, porque nosotros ya teníamos bastante con preparar la boda.
Y entonces llegó la fecha. Ahí estábamos los dos, mi marido si es triatleta y sabía más o menos a lo que se enfrentaba. Yo totalmente inexperta pero con mucha ilusión de compartirlo con él.
Conocimos a César Corral, en el aeropuerto de Barcelona y siempre estuvo atento a todo, acompañándonos durante todo el viaje.
El camino a la Feria del Corredor fue una aventura para todos y ahí pudimos conocernos todos los que íbamos a participar en la carrera y fue un placer conocerlos y compartir con ellos esta aventura.
El día antes de la carrera ya no pude dormir y en el autobús que nos llevo hasta Maratón ya tenía ganas de llorar por la emoción. Imaginaros cuando estaba ya en el cajón de salida.
Y dieron la salida. Y comenzó la carrera.
Yo no puedo dar detalles de las altitudes y de cada kilómetro, porque no soy muy entendida en eso, pero puedo hablaros de los sentimientos que fui viviendo a lo largo de todo el camino.
Yo llevaba un ritmo bastante cómodo porque me daba miedo no poder acabar la carrera así que los primeros 15 km los lleve bastante bien .Hay que decir que habían avituallamientos cada 2,5 km donde nunca faltó de nada y asistentes médicos cada km así que eso me hizo estar más tranquila.
A partir del kilómetro 20, se hizo un poco más dura la carrera con costantes subidas, casi hasta el kilómetro 32 fue bastante duro, pero la verdad que ver toda la gente en la calle animando y gritando me hizo seguir adelante.
Después del kilómetro 34,  ya empezamos a bajar y entramos en la ciudad de Atenas.
Yo estaba muy emocionada, chocándole la mano a los niños que se agolpaban a lo largo de la carrera.
Y casi cuando crees que ya no puedes más te encuentras en el 40 km y ya estás en la recta final.
En el último kilómetro, las piernas ya corrían por su propia cuenta. Cuando giras en una curva donde al fondo ya puedes ver el estadio y donde todos los griegos gritan sin cesar supe que lo conseguiría.
Tenía una inmensa sonrisa en mi cara y comenze a llorar, mi marido me agarró la mano y juntos atravesamos la meta.
No sé cómo explicar cómo me sentía era una subida de adrenalina total no pude dejar de sonreír:  LO HABÍA CONSEGUIDO!!!
SI señores. Conseguí hacer mi primer maratón. Espero que sea el primero de muchos.
Pero solo puedo decir que fue un viaje inolvidable. Que volveré a cruzar más metas, pero seguro que volveré a contar con César para esta aventura y con Running Travel porque nunca nos sentimos solos en este viaje.

Espero que os guste mi punto de vista y espero que podamos hacer pronto otra juntos.

Un saludo 
Nieves


Tags: Maratón de Atenas


Comentarios sobre viaje al maraton de atenas 2017: